LA HIGIENE BUCAL DIARIA

LA HIGIENE BUCAL DIARIA

Para conseguir una boca sana es fundamental tener muy claro cómo debemos de realizar el cepillado, tanto los momentos del día en que debemos hacerlo como el uso de técnicas y accesorios de higiene bucodental.

Las personas con Xerostomía son más propensas a padecer problemas bucales como candidiasis, mucosa eritematosa o caries extensas entre otros. Por eso es importante reforzar las técnicas de higiene así como mantener la boca hidratada en la medida de lo posible.

El cepillado deberá ser realizado durante 2 minutos, tres veces al día o después de cada comida.

Es bueno utilizar un cepillo con filamentos suaves ya que al tener boca seca, los filamentos muy duros pueden provocar pequeñas heridas en la mucosa. También tendremos que tener en cuenta el cabezal del cepillo, pues aquellos que lo tienen pequeño permiten acceder a todas las partes de la boca. Es importante cepillar bien los dientes y usar otros complementos como el limpiador lingual para limpiar bien la lengua.

Asimismo, es importante no olvidarse de la limpieza interproximal o el espacio entre los dientes. Para ello en el mercado encontramos cintas y sedas dentales, cepillos interproximales o irrigadores bucales; que ayudan a completar la limpieza mecánica de la cavidad bucal.

En cuanto a los agentes químicos, es importante escoger una pasta y un colutorio formulados específicamente para resolver los problemas de boca seca, como es el caso de la gama Xeros Dentaid. El colutorio completará la acción de la pasta, llegando a todos los espacios de la boca.

Finalmente, queremos recordar la importancia de acudir al odontólogo para hacer revisiones periódicas y de esta manera tratar y prevenir cualquier patología o condición bucal.

No hay comentarios

Agregar comentario