Calidad de vida del paciente oncológico con xerostomía

Calidad de vida del paciente oncológico con xerostomía

El manejo integral de la xerostomía inducida por los tratamientos oncológicos ha consistido tradicionalmente en evitar factores que pudieran provocar o agravar la sensación de boca seca, en la administración de los sustitutivos salival es y en la prevención de las complicaciones orales asociadas.

No obstante, deberíamos distinguir tres áreas de actuación bien diferenciadas: medidas higiénicas y sintomáticas, tratamientos farmacológicos y por último, utilización de las últimas técnicas radioterápicas disponibles, mucho más precisas y capaces de proteger eficazmente las glándulas salivares, reduciendo significativamente el riesgo de desarrollar xerostomía.

Entre las medidas de carácter higiénico y sintomático, destinadas a mejorar la calidad de vida del paciente y a evitar complicaciones secundarias, destacan:

  • Evitar, siempre que sea posible, el uso de medicamentos que presenten xerostomía como efecto secundario.
  • Valoración y evaluación minuciosa por su estomatólogo/odontólogo antes de iniciar un tratamiento con radioterapia y/o quimioterapia, con el fin de extraer aquellos dientes que no se puedan conservar de ninguna manera, practicar endodoncias y obturaciones de caries y realizar los cuidados periodontales e higiene dental necesarios.
  • Una vez finalizado el tratamiento oncológico, también se recomienda mantener una buena higiene dental, con fluoraciones periódicas si fuera necesario y adecuados controles estomatológicos.
  • El déficit de saliva provoca que la mucosa oral esté más seca y predispuesta a irritarse con los alimentos durante la ingesta. Por ello, es aconsejable que aquellos pacientes que no toleren alimentos ácidos (tomate, naranja, limón, etc.) los eliminen de la dieta y beban agua de forma frecuente durante las comidas.
  • Es aconsejable eliminar de la dieta los productos de bollería industrial y dulces con el fin de disminuir la incidencia de caries a largo plazo.
  • Algunos pacientes refieren cierta mejoría de los síntomas cuando acompañan las comidas con bebidas menos fluidas, como leche, zumos no ácidos o batidos. Así, platos cocinados con salsas no ácidas mejoran las molestias causadas y facilitan la deglución del bolo alimentario.
  • En los intervalos entre comidas es recomendable beber agua con frecuencia para mantener las mucosas hidratadas. Algunos pacientes refieren mejoría con el uso de caramelos sin azúcar, comprimidos o chicles dentales con componentes específicos como el ácido málico que ayudan a estimular la salivación.
  • Por último, los sustitutivos de la saliva se encuentran comercializados en diferentes presentaciones: sprays, geles, pastas y colutorios dentales. Estos sustitutivos pueden ser eficaces en el alivio de la sequedad oral. El formato en gel es especialmente efectivo para la sequedad bucal nocturna, ayudando a mejorar el descanso de los pacientes al disminuir esta sensación de boca seca.

1 Respuesta

  1. Esto es ¡sorprendente! No he leído algo como esto desde hace mucho . Maravilloso hallar a alguien con algunas ideas nuevas sobre este tema. Este sitio web es algo que se necesita en Internet , alguien con un poco de originalidad. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

Agregar comentario