LA BOCA SECA Y LA AUTOESTIMA

LA BOCA SECA Y LA AUTOESTIMA

La sensación subjetiva de boca seca, llamada xerostomía, es producida por la disminución o ausencia de saliva prolongada, por un mal funcionamiento de las glándulas salivales, y puede afectar a la autoestima de la persona que la padece.

La autoestima es el termómetro que mide lo “a gusto” que se encuentra la persona consigo misma. Se trata de un equilibrio entre el concepto que tiene de sí, lo exigente que es hacia su persona y la autovaloración general que realiza.

Es cierto que algunas de las personas que sufren sequedad bucal ven su autoestima mermada, pero generalmente son aquellas en las que el síntoma ha alcanzado unos niveles bastante altos de gravedad cuando imposibilita realizar las actividades diarias.

En la actualidad, un porcentaje importante de personas padece xerostomía, y aquellas que tengan cierta vulnerabilidad y fragilidad ante las dificultades vitales, pueden ver cómo se resiente su autoestima.

La baja autoestima se detecta por emociones de bajo estado de ánimo, inseguridad e incomodidad con uno mismo. La persona está sensible a la opinión de los demás. Y se critica a sí misma por aspectos de sí mismo que no les gustan. Cuando esto se da, existe una elevada autocrítica. Es común que la persona se enfade con su situación, y le cueste ser condescendiente consigo misma.

Por lo tanto, consideramos que es necesario cuidar la autoestima, ya que esta es la base de muchos estados emocionales. Las medidas que puede tomar la persona que padece boca seca para evitar que ésta afecte a su autoestima son:

  • Eliminar la autocrítica: Es decir, la persona puede estar atenta a sus pensamientos para detectar aquellos que son negativos para sí misma. Cuando los haya detectado, puede rebatirlos. Se trata de tener un diálogo interno con uno mismo.
  • Esforzarse por fijarse en aspectos que nos gustan de cada uno. Pues bien, lo que sí nos gusta, también está ahí, pero si no nos fijamos en que está, pasa desapercibido. Se trata de ampliar la visión de uno mismo. La boca es sólo una parte del cuerpo, evidentemente, no es la totalidad.

Cuando la persona se valora a sí misma en su conjunto, es capaz de ver un amplio rango de facetas. Y puede valorarse por su forma de ser, su forma de trabajar, su forma de relacionarse con sus familiares, su forma de disfrutar de sus amigos, etc.

Las personas que sienten que baja su autoestima por la xerostomía, dejan de percibir estas partes de sí mismas, y sólo prestan atención a la dolencia. Si abren su campo de atención y se valoran en su conjunto, se sentirán mucho más a gusto consigo mismas y con los demás.

  • La persona con xerostomía puede darse “homenajes” para subir su autoestima. Esto es, ya que lo está pasando mal por padecer de boca seca, si realiza acciones de cuidado hacia sí misma, de amor y cariño, podrá encontrarse mejor.

Se trata de realizar los caprichos que habitualmente no se hacen por falta de tiempo u otras razones. No es necesario hacer cosas excesivamente extrañas. La pauta es: hacer cosas que le guste hacer, nuevas o que haga bien. La persona, al verse a sí misma haciendo esas cosas, notará sin duda cómo sube su autoestima.

También es cierto que, las personas con una buena autoestima de base, pueden verse afectadas emocionalmente por el síntoma de boca seca pero, no verán afectada su autoestima si se valoran a sí mismas, independientemente de las dificultades que les afectan.

Además, toda persona con boca seca o xerostomía tiene que tener presente que existen productos específicos para solucionar su problema. Entre ellos encontramos Xerosdentaid® con productos que hidratan y estimulan la secreción normal de saliva.

No hay comentarios

Agregar comentario